12.000 MUJERES SON DETENIDAS AL AÑO EN EEUU POR AMAMANTAR EN PÚBLICO

12.000 MUJERES SON DETENIDAS AL AÑO EN EEUU POR AMAMANTAR EN PÚBLICO

Cuando Janet Jackson mostró -accidentalmente o no- un pezón a la cámara durante la retransmisión de la Super Bowl de 2004 se desató en EEUU un escándalo de proporciones ciclópeas, conocido como Pezongate. Muchos se dieron cuenta entonces de que el país de las libertades es en realidad mojigato hasta la médula.

Pero si lo de la Jackson pudo tener un sesgo picante y exhibicionista (al estilo Sabrina) el verdadero termómetro de la moral norteamericana lo dan estos otros datos: 12.000 mujeres son detenidas cada año por dar pecho en público a sus hijos y otras 30.000 por hacer topless, contraviniendo alguna de las leyes de la indecencia vigentes en diversos estados de EEUU, según datos del periódico NYT (no he podido encontrar la fuente original) citados por Suzanne MacNevin en la web Citizens for Change.

Sin embargo, según señala en el artículo MacNevin, “dar pecho es legal en EEUU. Incluso 20 estados han legislado leyes adicionales para reafirmar explícitamente este hecho”.

Los incidentes por dar pecho en público no son privativos de Estados Unidos. En España, sin llegar a la detención de la madre, se han dado algunos casos sonados: en 2007 una joven francesa fue recriminada por amamantar a su hijo en el Museo del Prado, frente a la maja desnuda de Goya para más inri. Un año antes el encargado del restaurante Txapela en Barcelona expulsó del mismo a una clienta por hacer dar pecho a su párvulo.

“Cultura desarrollada es aquella donde se trata mejor a sus bebes… y eso no tiene que ver con la riqueza material sino espiritual.”

Mientras en el Perú nuestras madres han tenido la feliz usanza de amamantar a las wawas donde mejor les parezca, pues de por medio esta ante todo el hambre y la necesidad de afecto que a temprana edad tiene los bebes, y que si no se les proporciona atención inmediata sienten desolación y orfandad. Felizmente dicho uso se va extendiendo poco a poco a todos los estratos, pero siempre en un conflicto abierto contra la cultura occidental de la vergüenza y la supuesta superioridad al evitar atender a los bebes en publico. Lima una ciudad cosmopolita puede preciarse ahora de contar con la mayoría de residentes andinos del Perú y por tanto cada vez se va imponiendo uso y costumbres ancestrales perdidos o marginados por el racismo y clasismo. Aún así la lucha es dura, y la batalla debe ganarse en todos los campos, especialmente en las grandes empresas que consideran al embarazo un obstáculo, y a una madre amamantando en una carga. Reflexionar sobre los derechos laborales, la plusvalía, y la explotación laboral ligado a las condiciones laborales de las mujeres es un reto en el futuro inmediato.

Fuente: La Información

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s