Valiente y sentido discurso de Máxima, tras recibir el Goldman, el Nobel del Medio Ambiente.

“Por eso yo defiendo la tierra, defiendo el agua, porque eso es vida. No tengo miedo a las empresas, seguiré luchando”, dijo Máxima ante un Auditorio que la ovacionó.

“Yo soy una jalqueñita, que vivo en las cordilleras. Pasteando mis ovejas en neblina y aguacero. Cuando mi perro ladraba, la policía llegaba. Mis chocitas las quemaron, mis cositas las llevaron. Comidita no comía, solo agüita yo tomaba. Camita yo no tenía, con pajitas me abrigaba. Por defender mis lagunas, la vida quisieron quitarme. Ingenieros, seguritas, me robaron mis ovejas, caldo de cabeza tomaron, en el campamento de Congo. Si con esto, adiós, adiós, hermosísimo laurel, tú te quedas en tu casa, yo me voy a padecer”.

“Por eso yo defiendo la tierra, defiendo el agua, porque eso es vida. Yo no tengo miedo al poder de las empresas, seguiré luchando por los compañeros que murieron en Celendín y Bambamarca y por todos los que estamos en lucha en Cajamarca”.
Este premio respresenta la para el Colectivo Dignidad, toda la lucha. Emociona saber que el mundo gira hacia la defensa de la vida, del agua, de la Pachamama. Gracias Máxima, sabemso que la lucha es dura, que las transnacionales arremeten conto la Estado para aplastar nuestra resitencia. pero seguimos de pié, y seguiremos tu ejemplo de lucha.

chi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s